Se que existia, pasaron años, pero al final la encontre. SOY FELIZ.



Ella es la culpable de mi felicidad, Norma, boricua hasta la medula, orgullosa de su hermosa isla (Puerto Rico), orgullosa de los suyos, orgullosa de sentirse caribeña, calida como el sol y las aguas que bañan su patria, tierna como el pan de agua, ardiente como el ron y apasionada como los ritmos que no paran de sonar en todos los rincones de su isla. Ella es la culpable de mi felicidad, ella y solo ella. SOY FELIZ Y LA DOY LAS GRACIAS.

1 comentarios:

marisabidilla dijo...

Javier, bonita manera de comenzar un blog!!
Es una buena declaración de intenciones!
Mucha suerte con tu blog y en tu vida!

Saludines